Busca, busca:

Google

domingo, 31 de agosto de 2014

MICRORRELATOS QUE PIDEN MARMOL (TAMBIEN LOS HAY QUE LO QUE PIDEN PERO A GRITOS ES UNA PEDRADA PERO QUEDA FEO DECIRLO)

Hasta no hace mucho, el escritor que escribía un microrrelato podía imprimirlo en papel, subirlo a una web, grabarse a sí mismo (o a su cónyuge o rollete del momento) leyéndolo en voz alta y ya está. Por otra parte, no es del todo cierto decir que sólo existen estas tres opciones: sabemos de un comercial de pastas Gallo que cogió las letras de pasta que se usan para la sopa de letras que componían su microrrelato, añadió un hueso de jamón y le salió una sopa muy rica, capaz de alimentar no sólo el cuerpo sino también el espíritu.
(El microrrelato era una denuncia de la falta de valores y de la adoración desmesurada del Becerro de Oro)

A estas formas tradicionales, felizmente, se ha sumado una nueva forma de publicarlos de la mano de Emeterio Canteiro. Este marmolista de profesión y aficionado de afición,  buscando diversificar su negocio hasta ahora solo centrado en funerarias, está contactando a conocidos escritores de terror para grabar sus obras en lápidas para ponerlas junto a la chimenea en casas solariegas, que es una cosa que parece que les pone bastante a gente como Alfredo Abedul y otros escritores terroríficos que aparecen frecuentemente en el desopilatorio "Berenjenas en la Alacena".

Este último, que ya tiene en su cuarto de baño el rinconcillo (o roalillo) para el plato de ducha completamente cubierto con lápidas ha llegado incluso a pedir una más pequeña para ponerla en posición horizontal y usarla como jabonero en el que dejar el gel, el champú y el cepillo para rascarse la espalda. "El de la empresa de transportes me dice que le va a dar una escoliosis por mi culpa pero yo soy feliz mientras que la humedad no haga que se desprenda alguna lápida mientras estoy yo en la ducha"

sábado, 30 de agosto de 2014

"LA SAGA DE LOS AZNAR " Y "EDUCACION PARA LA CIUDADANIA"

(Venido del pasado, llega a nosotros este post que fue publicado en StardustCF cuando aún gobernaba Zapatero - ¿Zapa ... quién?- sí, hombre, un señor con las cejas de punta que presidió el Gobierno de España siete añitos y cuyo legado parece desvanecerse igual que se desvanece esta asignatura)

Los más viejos del lugar, que recibieron una educación a la antigua usanza, impartida por "maestros" y "profesores" en colegios e institutos en los que no prestaba servicios ningún pedagogo ni psicólogo, recordarán que cuando hincaban los codos (para los más jóvenes, aclararemos que "hincar los codos" es un seudónimo del estudio de materias de manera memorística y no como se hace ahora), lo hacían sobre libros en los que venían "temas" o "lecciones", que son conceptos previos a los "contenidos" con los el alumno de hoy en día tiene que "interactuar", lo que no es más que un botón de muestra de la decadencia de la educación en España, impulsada por progres buenrollistas alérgicos a los conceptos de "disciplina" y "autoridad". (NOTA DE STARDUSTCF Y TAMBIEN DE DIAS DE VINO Y FANDOM: El párrafo anterior no se corresponde con el libro de estilo que amablemente elaboró para esta web don Julio Díaz en su momento y sólo cabe etiquetarlo como un ensayo de texto acartonado con vistas a solicitar un puesto de comentarista en alguna cadena de televisión de derechas)

Uno de los problemas a los que se enfrentaron las instituciones educativas con la llegada de la nueva asignatura (o contenido curricular) llamada Educación para la Ciudadanía fue el encontrar materiales de apoyo para que la muchachada se la estudiara. (Mejor no hablemos de cuando se confundió un libro con ilustraciones de Miguel Brieva con un libro de texto de la asignatura) Hay quien pensó que ya que había que elaborar materiales a partir de cero qué mejor que hacerlo directamente en inglés y así se mataba dos pájaros de un tiro y hay quien pensó que qué mejor que las profundas lecciones sobre la vida y la sociedad que se encuentran en la serie de novelas de la saga de los Aznar para que la muchachada sepa comportarse como ciudadanos respetuosos de las gentes y las leyes. Y no solo en la clásica, ya que las novelas ambientadas en ese mismo universo que han escrito aficionados a la misma en los últimos años, ya en plena democracia y no en tiempos de Franco, ("Bueno, la primera serie de Star Trek también es de cuando el Caudillo", se defienden los aznarkies) también muestran valiosos valores. "Pues allá que nos fuimos al ministerio de don Ángel Gabilondo a ver si les valía el material de apoyo que teníamos preparado, pero cuando vieron en el cuadernillo la palabra "Aznar" nos lo tiraron a la cabeza sin preguntar. Lo que nos costó convencerles de que no tenía nada que ver con el anterior presidente de gobierno. A lo largo de la segunda reunión también hubo momentos tensos cuando una pedagoga cuyo novio la había llevado a ver la película Starship troopers, basada en la novela de Heinlein, pensó que se trataba del mismo tipo de historia, exaltando la violencia y el exterminio de poblaciones indígenas. Pero lo que importa es que ya tenemos la homologación y hay un colegio de Quintanilla de Onésimo que ya nos ha solicitado el módulo "Visión de género en la saga de los Aznar" en el que comentamos textos de "Diáspora Irredenta".

KINDLE, E BOOKS Y DEMAS: YA NO SON "COOL"

Un nuevo enemigo se cierne sobre Amazon. No son las noticias sobre las condiciones de trabajo en sus almacenes que según algunos rozan la explotación, ni las que hablan de cómo cedió a las presiones para boicotear a Wikileaks ni las investigaciones por parte de la Comisión Europea sobre las prácticas que utiliza para pagar menos impuestos que la lechería de la esquina, por poner un ejemplo. Es más bien un horno para la cocción de ladrillos y loza que está empezando a sustituir al Kindle y a otros lectores de e-books en determinados grupos de aficionados de Quart del Poblet.

Robustiano Robledo, aficionado a la espada y brujería y cantero de profesión, cuenta cómo, viniéndole a la cabeza un relato un domingo en medio de su cortijo y no teniendo papel a mano agarró un losco y lo grabó entero (ventajas de tener la letra pequeña), acompañándolo incluso de una ilustración de una serpiente atacando a un bárbaro en taparrabos.

Aprovechando que un primo tiene un horno en el que cuece ladrillos y loza, Robustiano comenzó a elaborar azulejos con sus relatos para, amoladora y mazo de goma en mano, alicatar con ellos todas las paredes de su chalet. La idea ha hecho furor entre sus colegas, que han dejado de descargarse ficheros PDF, e-pub y similares para pasar a leerse los relatos en los azulejos que hace Robustiano, indiferentes a los 24 kilos de peso que supondría, por ejemplo, uno de los últimos Abercrombies. La facturación de Amazig en la zona ha descendido de una manera espectacular, para preocupación del mismo Jeff Bezos, del que se dice que no duerme por las noches temiendo que esa moda se extienda en los USA, hasta el punto de que en las últimas semanas su calvicie ha avanzado medio centímetro más.

Tan lejos ha llegado la locura que desde el Departamento de Piedras y Nuevos Materiales del Epicentro Supremo de Indagaciones Centífricas se pide que haya una categoría más para los premios Ignatius (lo que viene a ser un pedrolo nuevo, vamos) que recompense el mejor uso de nuevos materiales (formica, metacrilato, silestone ...) como soporte de la producción literaria.

(Que sí, que este blog ya se va a poner más las pilas y a sacar más posts, que es que he andado de eurocones y worldcones)

¿De qué va esto?

No sabéis dónde os metéis .... Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia del todo, pero casi. Friquis, aznarquis, hards, gafapastas, conanianos, trekkies ... todos ellos pasados por la turmix (o la thermomix) de la parodia.